La cerveza no perjudica la dieta (en pequeñas cantidades, claro).

Un reciente estudio revela que el consumo de cerveza en una persona en dieta o después de realizar una no es perjudicial para el objetivo de la misma, ya que, en pequeñas cantidades, la cerveza no engorda ni altera cantidades de nutrientes excesivas. Este estudio realizado Campaign For Real Ale Hold The Great British Beer Festivalpor la doctora Susana Monereo, afirma que es posible el equilibrio entre la cerveza y una buena dieta, respetando ciertos límites de consumo de este tipo de bebidas fermentadas.

si quieres leer más, entra aquí

Esta entrada fue publicada en alimentación y deporte. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s